13 ago. 2014

Quienes vencen al mundo son aquellos que hacen cosas


Dicen que quienes vencen al mundo son aquellos que hacen cosas. Hay personas que son capaces de organizarse y hacer todo en un día, otras en cambio, parece que 24 h les quedan cortas, ¿por qué ocurre esto? Porque  no saben organizar el tiempo como es debido.

Si cada semana tiene 168 horas y pongamos que 40 o 50 h la tenemos trabajando o en la universidad, es más que probable que tengamos más tiempo libre del que pensamos ¿no?


Es hora de controlar el tiempo, dejaremos las excusas en un rincón y nos centraremos en lo importante; en las tareas que debemos realizar. ¿Cómo hacerlo? 

- Lo ideal es distribuir el tiempo en proporción a tus objetivos.
- Realizar una sola tarea y no realizar más hasta acabarla.
- Evitar las distracciones.
- Hacerlo siempre lo mejor posible.
- Si te falta tiempo hoy, será posible hacerlo mañana.
- El lema lo primero es lo primero.
- No des un paso  si tiene algo más importante que hacer.
- Presta atención sobretodo a las tareas que puede favorecerte o perjudicarte.
- Cuando no se tenga tiempo, reorganiza las tareas.
- Actuar primero sobre aquellas tareas que pueden desaparecer si no son atendidas.

Si en algún momento haces algo y no se aproxima a lo que tú tenías en mente, no te preocupes, algo estarás haciendo mal. Busca el problema intenta cambiarlo, pero no abandones. Aprovecha la situación para sacar algo en limpio. Preguntate: ¿Por qué no salió como quería? Y, ¿qué es lo que tengo que hacer diferente?


Truco: aprovecha cada minuto como si jamás pudiera intentarlo de nuevo y probablemente te esforzaras más.

Se nos plantea un problema, ¿Qué debo hacer?

No digo que no surja alguna dificultad a lo largo del día ¡nos pasa a todos! Pero puede pasar un día, no continuamente y si ocurre, deberíamos de pensar si realmente ocupa esas 24 h o podemos prescindir de una o dos tareas para solucionar esa dificultad.

Lo primero es comparar lo que estas haciendo con lo que debería de hacer o planeas hacer y pregúntate cuanto puedes ganar en un caso o en el otro y que puedes perder. Acepta la que tenga prioridad.

Cuando tengamos un hueco libre podemos adelantar una tarea que tenemos programada en ese mismo día o del día siguiente, de esa manera estaríamos quitándonos trabajo y a la vez adelantándonos a las dificultades que podríamos tener.

Si esta haciendo algo verdaderamente importante asegúrate de que no puedan localizarte y menos aún interrumpirte.

Tenemos que tener en cuenta los desplazamientos, llamadas telefónicas y quehaceres administrativos (correo, papeleo, cartas…), demoras que puedan ocurrir (reservas 15 minutos si esta seguro que pudiera ocurrir) y conseguir todos los instrumentos y materiales que tal vez necesite en una tarea para no tener que estar constantemente levantándote.


La forma de mantener una perspectiva es concentrarse en los fines. Recuerda que hablamos de tu tiempo, por lo tanto, úsalo de modo que te agrade. 


¿Qué os ha parecido? ¿Es lo que soléis hacer? ¿ Lo pondréis en marcha? 

Besos gatunos miaaaaaaaaaau